Archivo por meses: julio 2015

muebles auxiliares baratos

Cómo decorar tus muebles auxiliares

Normalmente los muebles auxiliares responden a una necesidad práctica, pero también podemos darle una función estética, o combinar ambas opciones. Lo más práctico es escoger los distintos elementos decorativos que vayamos a utilizar, e ir cambiando la disposición hasta encontrar su lugar apropiado.

Dependiendo de la estancia en la que se encuentren estos “pequeños pero grandes muebles” serán tratados de una forma u otra: en el recibidor, ya sea un zapatero o un cubreradiador, su principal cometido será el de recordarnos que estamos preparados para salir de casa sin olvidar nada. Por eso, es una buena idea poner un pequeño espejo, y una pequeña bandeja o “pongotodo

zapateros online

 

El zapatero es el mueble ideal para poner en el hall; en muchas culturas está prohibido entrar con los zapatos que se usan para la calle dentro de casa. Esto responde tanto a razones de clima (zapatos llenos de nieve…) como religiosas. Adoptar esta costumbre nos hará sentirnos en casa nada más descalzarnos, además de ayudar a mantener nuestro suelo más limpio.

Usar los muebles auxiliares como punto de luz es una práctica que se hace desde hace siglos, las mesitas veladores se llaman así porque servían para poner las velas que daban luz a la estancia. Hoy en día es un recurso que puede usarse en cualquiera de los estilos que elijamos para la decoración de nuestra casa, desde una lámpara de aluminio para un estilo industrial hasta una tradicional lámpara con pantalla de tela para amantes de lo vintage o shabby-chic. La iluminación no directa y suave siempre contribuirá a hacer de nuestra estancia un lugar muy agradable y acogedor.

Las plantas y flores cortadas también son una excelente opción. El verde aporta frescor y una planta bien cuidada es un acierto seguro como foco de atención de una habitación. Las flores cortadas, con un bonito florero aportarán, además, su agradable perfume. Procura que estén siempre en perfecto estado, cambiandoles el agua todos los días, cortando un poco el tallo y usando conservantes o aspirinas en el agua. Al igual que ocurre con la iluminación, las plantas encajan en cualquier decoración, ya sea moderna y atrevida o clásica y sin estridencias.

cubreradiador online

El cubreradiador también es, aparte de un elemento de seguridad sobre todo si tienes pequeños en casa, un lugar para aprovechar como espacio decorativo. En este caso, ten en cuenta que la temperatura va a ser muy elevada en meses de invierno, así que será buena idea recurrir a elementos puramente decorativos como botes, marcos, adornos y recuerdos de viajes… Tanto fotografías como libros apilados quedarían muy bien, pero recuerda retirarlos cuando empieces a usar la calefacción, ya que se podrían deteriorar.

Las anteriormente mencionadas velas darán un aire muy íntimo a tu hogar, sobre todo en meses fríos, combinadas con la fuente de calor del radiador. Además, si las eliges con olores, ayudarán mucho a crear ambiente cálido y confortable. En verano, puedes dejarlas como elemento decorativo, combinandolas con bandejas con arena de colores o portavelas de muchísimos diseños y estilos que se encuentran en el mercado.

Los muebles auxiliares completarán la decoración de tu casa y te ayudarán a hacer de tu casa y lugar más ordenado y personal.

comunidad de propietarios

Quién es quien en la comunidad de propietarios

Cuando se vive en una comunidad de propietarios y siguiendo la ley de propiedad horizontal, normalmente los vecinos van rotando anualmente los cargos dentro de la comunidad, por lo tanto es necesario que estos conozcan las diversas funciones que van acarreadas con el puesto y los límites del mismo, con el que poder realizar esta tarea directiva sin ningún tipo de impedimento, además es conveniente que todos los vecinos conozcan las atribuciones que tiene la junta de propietarios para así evitar que ningún vecino abuse de sus derechos.

Lo primero que debe saber cualquier vecino es que la junta de propietarios es la que manda, ya que es la única que tiene la potestad necesaria para decidir sobre el conjunto de los asuntos que afectan a toda la propiedad como es, el destino que se hace al dinero comunitario, las obras a realizar en el edificio, normas internas, nombramiento y cese de los cargos, etc. La junta de propietarios tiene que reunirse por imperativo legal al menos una vez al año, y puede ser convocada bien por el presidente o bien puede ser promovida por al menos la cuarta parte de los copropietarios. Los acuerdos a los que se llegue en las juntas de propietarios han de ser plasmados en el libro de actas que se encuentre diligenciado por la administración competente, y en el acta de la reunión deben aparecer las firmas del presidente y del secretario.

En segundo lugar aparece la figura del presidente, que va a ser la persona que gestione la comunidad de vecinos pero no decide sobre ella. La figura del presidente ha de ser elegida por los propietarios, para designar al presidente existen dos métodos el primero es ser nombrado presidente voluntario, aunque esta figura solo se dan en casos excepcionales, y lo normal es que el presidente sea nombrado por sorteo o por turno. Cuando el presidente es nombrado por este último método es obligatorio que a la persona que le toque ser presidente acepte el cargo, aunque en el caso de no querer serlo se puede solicitar el relevo en el cargo ante un juez.

El presidente se encarga de representar a la comunidad en caso de juicio, es el que va a presidir las juntas y además se encarga de expresar su disconformidad ante la actitud de vecinos molestos. Pero a pesar de todas estas facultades que le otorga la ley, solamente puede actuar por su cuenta en los casos de urgencia, como puede ser la rotura de una cañería, aunque posteriormente ha de informar a la junta de propietarios de esta actuación. El cargo de presidente incluye, salvo en casos que se prevean cargos separados, el ser secretario y administrador del edificio. Para evitar futuros problemas se recomienda que para los asuntos de importancia, la junta determine por escrito que autorizaciones le concede al presidente, para que tome decisiones unilaterales.

El cargo de administrador puede ser desempeñado por un propietario elegido por la junta o bien se puede contratar a un administrador de fincas profesional, el administrador cumple las siguientes funciones:

  • Velar por el buen régimen de la casa y apercibir a quienes lo perturben.

  • Encargarse del buen estado de la finca y ejecutar los acuerdos que se hayan tomado en materia de obras y es el encargado de atender las reparaciones urgentes.

  • Preparar el presupuesto anual y proponer los medios para afrontarlo.

  • Custodiar la documentación de la comunidad y mantenerla disponible.

  • En el caso de que se le haya encomendado la función de secretario, desempeñarla.

Si de la actuación del administrador de fincas se producen daños, la comunidad podrá reclamarle responsabilidades, en el caso de que haya que acudir a los tribunales y el administrador sea profesional la sentencia será de mayor grado.

El secretario, es el encargado de redactar las notificaciones, citaciones y actas, además de ser el encargado de custodiar los documentos. También tiene encomendada la función de emitir un certificado de que los vecinos se encuentran al corriente del pago de sus cuotas o no, en el plazo de 7 días naturales, en el caso de que algún vecino decida vender su vivienda.

Fuente: 3domus.es