Archivo de la categoría: Curiosidades e historia

La maravillosa arquitectura egipcia, parte I

Nunca me he parado a pensar en cómo los egipcios, faltos de tantas infraestructuras, han podido erigir semejantes obras de arte que perduran hasta hoy. Las pirámides, por ejemplo. Se construyeron hace más de 4.000 años, y aún se conserva. Desgraciadamente, la mayoría de las construcciones de la época se perdieron con el tiempo, como el majestuoso Faro de Alejandría. Las pirámides, por todos conocido, eran las tumbas donde residían eternamente los faraones, sus sirvientes, esposa y joyas. Sus cuerpos momificados estaban siempre acompañados por los tesoros más apreciados por el difunto, comidas y objetos personales que les acompañaron durante su vida.

Las pirámides se sitúan en medio del desierto, sobre la arena, terreno no muy estable a simple vista. La gran pirámide de Keops destaca de las tres, (Kefrén y Mikerinos, o Micerinos) Pero la primera pirámide que conocemos, es la Pirámide Escalonada. Algo más austera que sus compañeras sucesoras, es el prototipo principal utilizado para construcciones futuras, un nuevo modelo de construcción nunca visto antes. Bien es cierto, que los egipcios utilizaban una estructura fija, conocida como Mastaba, para enterrar a sus muertos. Esta mastaba, se conformaba por una forma rectangular, y en el centro conectaba con una cámara oculta bajo tierra, en donde se colocaba al difunto junto con sus joyas. Se presupone que la Pirámide Escalonada es una mastaba sobre otra, cada vez más pequeñas según se va ascendiendo por ella. Es curiosa la increíble estructura que yace escondida bajo tantas toneladas de piedra y arena. Los oscuros y secretos pasadizos situados bajo esta pirámide, forman todo un sistema de canales que acaban uniéndose en la cámara funeraria. Algo asombroso para la época. Porque si, de por sí, construir una pirámide es algo complejo, crear túneles que lo atraviesen en profundidad es algo impensable.

Las pirámides no son solo la tumba que protege a las momias. También es un espacio lleno de arte. Símbolos y jeroglíficos que representan la vida del difunto, sus mejores y peores momentos, consejos, recomendaciones, leyendas, religión…toda la cultura a través de unos muros cargados de significado. Es algo fascinante. Hasta el mismísimo Napoleón se quedó embelesado ante semejantes construcciones. La complejidad de la estructura piramidal fue pensada para evitar saqueos, para preservar al faraón de forma intacta con sus efectos personales, y para que descanse eternamente. Ahora lo normal es visitar una pirámide y adentrarse en sus recovecos y conductos extremadamente reducidos. Hasta la gente se queja de lo angosto que son los pasadizos, pero no se han parado a pensar que esos pasillos no han sido construidos para ser visitados, sino que han sido creados para estar sellados por toda la eternidad.

He querido dividir estos artículos según características arquitectónicas, ejemplos, arte, significación y técnicas. Por ello, cada artículo es un apartado que forma parte de un todo. Como una entrega de fascículos. Pero lo primero era introduciros este maravilloso mundo lleno de incógnitas, misterios y preguntas sin respuesta. Aunque toda la información que pueda aportar acerca de este tema, siempre será insuficiente. Os invito a que me acompañéis por un viaje hacia el Antiguo Egipto.

La arquitectura moderna, primera parte

No hay que confundir arquitectura moderna con el modernismo, no tiene nada que ver. La arquitectura moderna hace referencia al conjunto de corrientes y/o estilos arquitectónicos que se han desarrollado y creado mundialmente a lo largo del siglo XX.

El origen que impulsó semejantes cambios en la forma de ver los planos y las construcciones está en la Escuela de la Bauhaus. Por aquella época existían dos corrientes bastante contrapuestas: el funcionalismo racionalista, y el organicista. Ambos convivían y se acercaban al movimiento moderno que iba preponderando. Se creó, así, el concepto de arquitectura contemporánea (o moderna) y no estaba limitada por el elemento cronológico. Sus rasgos principales son la simplificación de las formas en pos del funcionalismo (la utilidad) la ausencia de elementos exagerados y ornamentales, y la renuncia consciente y voluntaria de la composición académica clásica (se sustituyó por la estética con tendencias al arte moderno)

Otra de las características que marcan la diferencia de esta corriente es la incorporación de nuevos materiales de construcción, como por ejemplo, el acero y el cemento armado. Además, la introducción de las tecnologías en el proceso constructivo fue clave para proyectar y construir los edificios desde un punto de vista completamente diferente. Todos los edificios que se diseñaron jugaban un gran papel en la vida cotidiana de las personas. Ya durante la segunda mitad del siglo XX se dieron otros cambios en el movimiento moderno. Cambios que criticaban la actual corriente y cuestionaban el mismísimo concepto de modernidad. Así surgió la deconstrucción o deconstructivismo (que evolucionará en la arquitectura postmoderna)

 Precedentes de la arquitectura moderna

La crítica y la historiografía son las bases sobre las que se sustenta la arquitectura moderna. Sin embargo, estos dos términos no solo engloban el período de la arquitectura racionalista u orgánica. También comprende todas las corrientes, tendencias y movimientos habidos y por haber desde mediados del siglo XIX.

La revolución industrial y sus consecuencias constructivas y urbanísticas fueron el principal detonante del cambio, promoviendo el surgimiento de nuevas tendencias como la arquitectura moderna. Una serie de innovaciones se abría camino, ofreciendo diversas propuestas en diversos sectores como la administración pública, la construcción, etc…El movimiento moderno engloba todas y cada una de las técnicas y tendencias de las primeras décadas del siglo XX. Rompen con la estructura tradicional de los espacios, y plantean nuevas maneras de reorganizar las formas compositivas y estéticas.

Las características arquitectónicas se servían de plantas y secciones ortogonales, normalmente asimétricas, y la ausencia de decoración (sobre todo en las fachadas) Los grandes ventanales horizontales eran un añadido muy común, conformados por perfiles de acero. Los espacios interiores, en cambio, eran grandes, luminosos y muy diáfanos. Peter Behrens es uno de los impulsores de la nueva tendencia arquitectónica, pero los mejores ejemplos se encuentran en Le Corbusier, Van der Rohe, Wright y Gropius. La aparición de Hitler propició la salida de Alemania de muchos arquitectos que buscaban extender los principios del movimiento moderno. De esta manera, la arquitectura moderna empezó a conocerse en otros países, proliferando como nueva tendencia creativa y rompedora en el ámbito de la construcción.

Grand Central Station, cien años de historia

La gran terminal de estación de Nueva York, Grand Central Station, puede considerarse ya como una obra de arte. Construido por el gran imperio de la familia Vanderbilt, este gran icono del transporte ha protagonizado películas, series, fotografías históricas y momentos inolvidables de los habitantes neoyorkinos. Abrió sus puertas el uno de febrero de 1913, en medianoche, y desde entonces no han dejado de circular personas por él ni un segundo. La estación llenó todos los periódicos, y fue considerada uno de los virtuosismos de la metrópolis. Modernidad y lujo unidas en un estilo arquitectónico que no deja indiferente; cristaleras a lo alto por donde se filtra la luz de forma artística, vías de dos alturas, suelos cubiertos de mármol, y una gran cúpula central decorada con la constelación del zodíaco (pintada al revés además, por error) Los arquitectos que encabezaron el diseño de este gran edificio histórico, fueron los estudios Warren&Wentmore y Reed&Stem.

No fueron pocos los críticos de arte y arquitectos que alabaron el trabajo de este monumental edificio de porte romano. La crítica de arte Dore Ashton destacó la grandiosidad del complejo, mencionando el contraste imperial con la modernidad del incipiente Nueva York que conocemos hoy en día. Además, John Belle establece el simbolismo que ha adquirido el edificio, pasando de ser un icono de fama y fortuna (por parte de la familia Vanderbilt) a ser un icono global para todos los viandantes y viajeros que pasan por esta estación.

Durante los años treinta, y sobre todo a finales, el número total de personas que pasaron por esta estación, se aproximó a la población de estados unidos. Debido a su buena colocación entre tres calles importantes, Grand Central Station suponía en muchas ocasiones, un atajo entre calles, punto de encuentro o vocación comercial. También sirvió y aún sirve de refugio cuando azotan las precipitaciones. Esta estación siempre ha ofrecido servicios tales como tiendas, restaurantes, y en aquella época incluso encuentros amorosos en hoteles como el Baltimore (ya inexistente)

Protagonista de cine

Grand Central Station ha sido el escenario de muchas películas. Hitchcock en concreto fue uno de los cineastas que más asombro mostró por esta edificación de transporte, apareciendo así entre su colección de películas en dos ocasiones (Encadenados y Con la muerte en los talones)

Películas de dibujos animados como Madagascar, la primera película de Batman o Cotton Club son filmes que han formado parte de estos grandes pasillos llenos de cristaleras y pasajeros. La estructura de la estación está dispuesta en cinco plantas (bajo el nivel de la calle) Llena de secretos, se han rumoreado muchas cosas sobre sus laberínticos rincones, como que Andy Warhol hizo una de sus underground parties allí, en uno de los pasadizos que conecta con el hotel Waldorf.

La decadencia del edificio empezó a darse en 1968, cuando se produjo el Yippie Festival, en el que más de 6000 personas se concentraron en la zona, siendo asediadas por la policía. Fueron muchas las personas que se desvivían por mantener vivo el edificio, entre los que destaca Jackie Onassis. Poco después lograron que se restaurara la estación, conservándose en el tiempo.

¿Qué abarca el término construcción?

Todos tenemos muy claro lo que es la construcción, los obreros, los ladrillos, y los arquitectos. Pero el mundo de la construcción no es únicamente eso. Pero antes de complicar un poco los conceptos, me gustaría definir propiamente el término.

Construcción, acción de construir. Hasta ahí bien. Es considerada un arte (o técnica, según se vea) de fabricar edificios e infraestructuras. Pero si queremos dotar al concepto de un sentido más general, podríamos afirmar que la construcción es todo aquello que necesita un proyecto, y una planificación previa y premeditada. Vamos, cualquier cosa que exija una serie de fases o de puntos a seguir antes de llevar a cabo lo que queramos hacer, o construir. Por ejemplo, Lego. O más realista aún, las obras de construcción comunes.

La segunda acepción de esta definición es considerar construcción cualquier obra construida o edificada. Se incluyen bajo esta opción las edificaciones o infraestructuras que están en proceso de realización, además de todo el terreno utilizado para la ejecución de las mismas.

Se puede aglomerar los tipos de construcciones en cinco ámbitos concretos: residencial, comercial, industrial, obras públicas e institucionales. Bien, teniendo todo esto ya un poco más claro, me gustaría explicar cuáles son las fases principales de construcción. Todo el proceso constructivo se divide en ciertas pautas o acciones  a llevar a cabo en un plazo de tiempo determinado. Cada fase guarda relación con diferentes oficios.

Nada más empezar, se produce el vallado de obra e implantación de casetas de obra y grúas. Algo lógico, instalar zonas en las que puedan recrearse los obreros y limitar las zonas susceptibles de ser utilizadas para la construcción del edificio. Detalladamente, diremos que:

– Habrá de realizarse una serie de cierres perimetrales auxiliares. ¿Qué quiere decir esto? Muy fácil. Antes de iniciar una obra, se instalan los cierres, cuyo objetivo es proteger y separar la construcción (o la obra) de los espacios públicos. Los materiales utilizados para esta tarea suelen ser ligeros, para facilitar su colocación, instalación, y posterior retirada.

– También será necesario instalar las casetas de obras (conocido también por el nombre de faenas) y otras casetas auxiliares. Los vestuarios, oficinas técnicas y servicios entran dentro de este grupo. Las casetas normalmente son containers o bóvedas provisionales. En ellos se almacena toda la información de la obra: documentos, planos, cálculos, memorias técnicas… Ahí es donde trabajan los profesionales de obra, básicamente.

Tras delimitar perfectamente la escena del crimen (no me malinterpretéis, me refiero a la obra, por supuesto) llega la fase de preparación del terreno. Para ello, hay que desarrollar una serie de actividades:

– Limpiar el terreno con ayuda de máquinas retroexcavadoras. En general, de lo que se trata es de eliminar al máximo todo el material que pueda interponerse en la construcción o dificultarla. Elementos como arbustos, hierba o basura serán eliminados, dejando el terreno despejado.

– Marcar las dimensiones de la base. Se conoce como replanteo, y normalmente tiene por objetivo señalizar las líneas generales de la estructura, a modo de guía.

– Excavación en general. Esta vez, el replanteo viene de manos de la cimentación y el saneamiento. Esta fase engloba la excavación de la zona, en busca de terreno con una dureza aceptable para poder asentar la cimentación. Ésta será encofrada y hormigonada, añadiendo pilares y muros de sótano. La estructura general estará compuesta del encofrado, como hemos mencionado antes, del hormigonado, y sobre todo de forjados y losas de escalera.

La cubierta ya es otro tema aparte. Se utiliza el encofrado y hormigonado, nuevamente, sobre el forjado de cubierta. De esta manera, se puede desarrollar la impermeabilización y la selección de tejas o pavimento, dependiendo de si es plana o no (la cubierta)

¿Sabías qué…?

La construcción de la torre central, conocida también como Torre de Cristo, de La Sagrada Familia, se alzará en 173 metros cuando finalice su construcción, resaltando por encima de todos los edificios y casas de Barcelona. Será posible verlo desde muy lejos. Y ya lo decía Gaudí muchos años atrás, “llegando a Barcelona el Templo emergirá soberbio con la cruz a 170 metros”, Antoni Gaudí.

La escultura de La Piedad (de Miguel Ángel Buonarroti) fue esculpida y pensada para decorar su propia tumba. Nada más lejos de la realidad. Mientras los restos de Miguel Ángel descansan en la Basílica de la Santa Croce, la Piedad se encuentra bien resguardada tras un cristal en la Basílica de San Pedro del Vaticano. Cabe mencionar también que Miguel Ángel fue uno de los que dirigió la construcción de la cúpula de la Basílica de San Pedro, muriendo antes de verla finalizada.

El diseñador, arquitecto y creador Philippe Starck reunió colecciones de muebles varios procedentes de todo el mundo. Muchos de ellos pertenecían a figuras públicas reconocidas como Gaudí, Man Ray, Charles y Ray Eames, Salvador Dalí, y Mark Newson, entre otros. ¿Para qué juntó semejante cantidad de muebles? Para la importante restauración que se produjo en el Hotel Delano de Miami, en Florida. 

En un principio, el Gobierno de Valencia quería crear una Torre de Comunicaciones como elemento arquitectónico más alto y visible de la famosa Ciudad de las Artes y las Ciencias. Con el cambio de gobierno, también se cambió de idea con respecto a este proyecto. En su lugar, se encargó a Santiago Calatrava el diseño del Palacio de las Artes Reina Sofia. 

El Edificio Seagram de Nueva York, diseñado por Van der Rohe, fue el primer edificio en el mundo construido de arriba a abajo con paneles enormes de vidrio. paneles de vidrio de piso a techo.

La Casa Batlló, originariamente, se conocía como la casa de los huesos, la casa de los bostezos, la casa de las máscaras, y la casa del dragón. Su fachada original y con diseño sinuoso de manos de Gaudí le ha otorgado semejante polivalencia a la hora de nombrarla. Las diferentes interpretaciones y simbologías que muestra han dado pie a numerosos nombres, cada cual más diferente del anterior. Gaudí se inspiró en el dragón de San Jordi, en las máscaras del carnaval, criaturas y seres que habitan en la oscuridad, o los arlequines mismos.

Los 7 arquitectos con mayor prestigio y reconocimiento

A lo largo de la historia, han sido varios los pioneros en el campo de la arquitectura. Podemos destacar siete arquitectos en concreto que han marcado un estilo propio, una nueva manera de ver la arquitectura. Sus obras creadas a lo largo de su trayectoria hablan por sí mismas.
  1. Frank Owen Gehry: (Toronto (Canadá) 1929) Nació bajo el nombre de Ephrain Goldberg en Canadá, pero adoptó la nacionalidad estadounidense poco más tarde. Su nombre se lo cambió en 1954 por presiones de su exmujer. Su familia es de origen judío-polaco. Se graduó en 1954 por la Universidad del Sur de California en el área de arquitectura. Entre sus obras más destacadas, está el Museo Guggenheim (Bilbao, España), la Casa Gehry (California) el Hotel Marqués de Riscal (El ciego, España) o el Edificio del Banco DG (Berlín, Alemania.)
  2. Antoni Gaudí: (Barcelona, 1852 – 1926) Considerado uno de los arquitectos más famosos del siglo XX, es el máximo exponente del modernismo. Su estilo contiene líneas curvas, innovaciones tecnológicas, y motivos de la naturaleza como modelos de la forma. Entre sus obras más destacadas podemos mencionar La Sagrada Familia (Barcelona, España) obra que le mantuvo ocupado en sus últimos días y que no pudo terminar.
  3. Ludwig Mies van der Rohe: (Alemania, 1886 – 1969) Uno de los arquitectos más famosos de la Bauhaus. Su estilo arquitectónico se sirve de técnicas estructurales avanzadas, y utiliza el clasicismo prusiano. El acero y el cristal fueron materiales muy usados por él. Entre sus obras más relevantes se encuentra el Edificio Seagram (Nueva York)
  4. Richard Meier: (Newark, 1934) De origen judío, es un arquitecto estadounidense que nació en el estado de Nueva Jersey. Estudió arquitectura en la Universidad Cornell, y el 1963 abrió su propio despacho. El estilo de Meier se compone de tramas geométricas, claridad de líneas, espacios, mucha luz y armonía…Los edificios suelen ser de color blanco, el color más puro para él. Entre las influencias de sus obras, destaca Le Corbusier y Wright. Entre sus obras más importantes destaca el Museo de Artes Decorativas (Frankfurt, Alemania) el Centro Experimental Bronx (Nueva York) y el Museo de Arte Contemporáneo (Barcelona, España) Recibió varios premios a lo largo de su carrera.
  5. Frank Lloyd Wright: (Estados Unidos, 1867 – 1959) Creó una transparencia visual en sus diseños arquitectónicos, dotándolos de un concepto nuevo respecto a los espacios interiores de los edificios. La sensación de abertura y amplitud están presentes en todas sus obras. Fue el primero que diferenció los espacios definidos de los espacios cerrados. Entre sus obras, realizó la Casa Fallingwater (Pennsylvania) situada encima de una cascada, sobre una roca, lo que supuso un estilo bastante adelantado a su época.
  6. William Morris: (Inglaterra 1834- 1896). De origen inglés, este arquitecto fue el fundador del movimiento Arts and Crafts. Este movimiento realzaba la importancia de las técnicas artesanales de la Edad Media. Entre su gran repertorio de obras, podemos destacar la Red House (su propia casa)
  7. Le Corbusier: (Suiza, 1887 – 1965) Sus obras contienen líneas puras y limpias, debido al uso del hormigón armado. La liberación de la planta baja también se incluye entre los principios de este arquitecto suizo-francés. Sus obras abarcan un gran número de edificios, de entre los cuales podemos destacar la Villa Saboya (Poissy, Francia) el Pabellón de Nestlé (Feria de París, 1927) el Pabellón de Suiza en la Ciudad Universitaria de París, y la Iglesia de Ronchamps.

Las construcciones más grandes del mundo

Son muchas las construcciones arquitectónicas de gran tamaño que dibujan las ciudades, pero tan solo unas pocas se salen de los parámetros. Voy a hacer un ránking de los 5 edificios más grandes, según su material y condición particular.

En primer lugar, nos encontramos con las pirámides egipcias: Keops, Kefrén y Mikerinos. Es la construcción en piedra más grande del mundo. La base cuadrada de la pirámide original ocupa un perímetro de doscientos treinta metros, con una superficie de 52.900 metros cuadrados. La altura equivale a un rascacielos de cuarenta pisos.

 En segundo lugar nos encontramos con el Gran Palacio del Pueblo, en Pekín. Es considerado un milagro de la arquitectura porque su construcción duró tan solo un año (desde octubre de 1958 hasta agosto de 1959) Su superficie ocupa 171.800 metros cuadrados. La parte central contiene un salón de conferencias en forma de abanico de tres niveles, con capacidad para 10.000 personas.

En tercer lugar está en Pentágono de los Estados Unidos. Es la edificación administrativa más grande del mundo, y cubre una superficie de 2.359.000 metros cuadrados. Mide más de 22 metros de alto, divididos en cinco pisos.

En cuarto lugar, cabe destacar el Hotel de Hielo de Suecia. Es el edificio más grande del mundo construido de hielo, con capacidad para atender y alojar a 150 huéspedes en una noche.

 

Y en quinto y último lugar, tenemos el Palacio Imperial de Pekín. Conocido también como la Ciudad Prohibida, es el grupo de edificaciones antiguas de mayor tamaño y mejor conservación. Se construyó en 1409 y alojó a 24 emperadores, desde donde ejercieron sus mandatos. Su superficie, de 720.000 metros cuadrados, contiene más de 9.000 pabellones y salas.