El material de los mil usos: el grafito

El grafito es una materia prima con una gran importancia en multitud de industrias, su versatilidad lo hace muy apreciado gracias a las diferentes aplicaciones para las que se puede emplear.  La enorme cantidad de usos que tiene el grafito sería difícil de enumerar en unas pocas líneas, pero para hacernos idea de su importancia podemos afirmas que es una material muy utilizado en la industria de la construcción, así como en la farmacéutica y la médica, en la minería, en la industria eléctrica y en la de fabricación de maquinaria y equipamientos.

La fabricación de piezas en grafito resulta fundamental para surtir a las empresas de sectores de lo más variado, como hemos comentado anteriormente, puesto que el grafito forma parte de una gran cantidad de materiales que se utilizan en la fabricación de herramientas. . Asimismo se utiliza el grafito en otras industrias derivadas como la del vidrio, ya que por sus características es un material fundamental para el manejo del vidrio caliente o para el sector de la joyería; la resistencia del grafito a las altas temperaturas hacen de él un material fundamental para  fundir oro o plata.

Entre las propiedades que lo hacen tan atractivo como materia prima, se cuentan su resistencia al calor (lo cual lo hace apropiado para hornos y crisoles), su resistencia a la corrosión química, resistencia a grandes cargas físicas sin deformarse y facilidad para producir distintos tipos de grafito con propiedades distintas en función de los usos que vaya a tener. El grafito se presenta normalmente en forma de barras, bloques o placas, con lo que además es fácilmente transportable, al contrario de lo que ocurre con otros materiales que no resultan fácilmente apilables o que requieren de otras medidas de seguridad para llevarlos de un sitio a otro.

Pero aún así, y sabiendo este papel importante que juega en muchas industrias, ¿sabemos realmente qué es el grafito? Si leemos una enciclopedia cualquiera, nos dirá que el grafito es una de las formas alotrópicas en las que el carbono puede encontrarse, junto con el diamante,  los fulerenos, los nanotubos y el grafeno (otro de los materiales llamados a jugar un papel económico importantísimo en los años venideros).  Las formaciones naturales de grafito proceden en  buena parte de depósitos carbonosos sedimentarios, transformados tras un proceso de metamorfismo. Y aunque se puede extraer en multitud de yacimientos, también se puede fabricar de forma artificial. China es actualmente el país que produce una mayor cantidad de grafito, seguido por la India y Brasil. Y, por cierto, no es casualidad tampoco que estos tres países estén entre las economías que más están creciendo de todo el mundo en los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *